Para que el fondo de tu texto sea excelente, algunos consejos de Stephen King.

imaginaciónLos escritores somos creadores: nuestro oficio nos permite inventar mundos, conceptos, personajes y miles de otras cosas que (como cualquier artista) transmitimos utilizando lenguajes. Si, lenguajes en plural. Los pintores utilizan los lenguajes del color, la forma, la textura y muchos otros. Nosotros usamos los lenguajes de la gramática, la sintaxis, la morfología y miles de herramientas que nos ayudan a transmitir nuestras ideas para que lleguen de manera clara y correcta a nuestros lectores. En otros posts hemos hablado de los lenguajes que ocupa la forma de nuestro oficio, pero consideramos importante hablar también de lo que transforma el fondo de lo que hacemos. Este fondo se refiere no al uso técnico de nuestro idioma, sino a que lo que escribimos cree un impacto fuerte que deje una impresión en nuestro lector.

Lo primero, como en todo, es concebir, trabajar y pulir la idea central de nuestro texto hasta que cada parte de él se conecte entre sí y sea relevante y enriquecedora. Si tenemos bien claro el objeto de lo que estamos escribiendo y sabemos perfectamente lo que queremos transmitir afinar los detalles será bien sencillo. ¿Listo? ¡Perfecto! Ahora, para que tu exactamente sea exactamente lo que quieres, compartiremos algunos consejos que el renombrado autor Stephen King ha dado a la comunidad internacional de escritores:

  1. Las primeras líneas son lo más importante: No solo son la carta de presentación del texto y lo que definirá si el lector continua con la lectura, sino que marcan la pauta y dan dirección al autor.
  2. Escribe primero para ti y luego para los demás: Cuéntate la historia a ti mismo antes de contarla a los demás. A esto le llamamos “borrador” y es sobre lo que trabajamos afinando detalles. Es el esqueleto de nuestro texto.
  3. Cuida tu alma y tu cuerpo: Es más fácil que nuestros textos sean buenos si tenemos la energía para pensar y el corazón para volcar en él.
  4. No tengas miedo: Si tu idea es buena el miedo es tu principal enemigo. No dejes que ese horrible monstruo mate tu magia.
  5. Lee: En palabras casi exactas de Stephen King “si no tienes tiempo para leer, tampoco tienes herramientas para escribir”.
  6. Se fiel a tu estilo: No trates de copiar el estilo de otros, cada autor es único. Aunque está bien tomar inspiración de otros, un estilo que no es tuyo disminuye el valor de tu texto. Confía en ti mismo.
  7. Un borrador no debe de tomar más de tres meses: Redactar un borrador es un ejercicio que sirve para ordenar las ideas y ponerle nombre a las cosas. Trabaja rápido para que puedas afinar tu texto con calma y que no se vuelva un trabajo eterno.
  8. Descansa: El que un borrador no deba tomar más de tres meses no significa que debas de trabajar sin descanso. Toma un respiro cada cuatro o seis semanas para que tú y tu texto respiren un poco, de lo contrario es fácil perder el sentido y la perspectiva.
  9. No permitas que la investigación tome tu texto: La documentación es necesaria para redactar un buen texto, pero no olvides que es una herramienta de apoyo. No permitas que tu investigación minimice la historia.
  10. Sé fiel a ti mismo: Escribe con sinceridad y se fiel a tus ideas. No permitas que el miedo a la crítica modifique lo que quieres decir o la forma en la que quieres hacerlo.

 

¿Te gustó este artículo? ¡Compártenos tu opinión!
Publicidad
Posted in Tips para escritores and tagged , .