leer más rápido
Estas son algunas de las cosas que puedes hacer si quieres aprender a leer más rápido

Hay algunas personas que devoran libros a una velocidad vertiginosa pero, para la mayoría de nosotros la comprensión de la lectura es un proceso que toma algo de tiempo. Existen situaciones en las que no importa, pero a veces el tiempo se nos viene encima y leer se convierte en una carrera, lo cual no es muy agradable. Como queremos que leas, hicimos una pequeña investigación y encontramos algunos tips que te pueden ayudar a leer más rápido sin dejar de comprender el contenido del texto.

 

Cuida tu entorno

No se necesita ser un gran científico para saber que las cosas que nos rodean afectan nuestra percepción y concentración. El ambiente en donde estamos mientras leemos influye directamente en la comprensión de la lectura, así que podemos leer más rápido o más lento dependiendo de dónde y cuándo leamos. Es por eso que recomendamos que el lugar donde lo hagas cuente con las siguientes características:

  • Buena luz: Si estás más pendiente de intentar ver bien lo que lees que de entenderlo, la lectura se dificulta y se hace muy pesada, además lastimas tus ojos y puedes provocarte un incómodo dolor de cabeza.
  • Tranquilidad: Elimina estímulos que te distraigan, como la televisión, el celular o una conversación ajena, y si escuchas música procura que no tenga letra pues si comienzas a tararear es probable que no entiendas lo que lees. Si entregas el 100% de tu atención a la lectura comprenderás mucho mejor la información y el proceso será más rápido.

 

Observa tu cuerpo

Para la correcta asimilación de información es importante que nuestro cuerpo esté cómodo. Si estás tratando de leer mientras tu estómago hace ruidos de hambre, es probable que estés más concentrado en la pizza que viene en camino que en texto que estás tratando de entender. A continuación encontrarás los principales aspectos de tu cuerpo que tienes que cuidar para que tu lectura sea lo más eficiente posible.

  • Postura: Es muy importante estar cómodos y tener soporte en la espalda. Así podrás estar más tiempo sin distraerte y al día siguiente no tendrás torcido el cuello. También recomendamos que tengas los dos pies sobre el suelo, hay estudios que sugieren que esto favorece la comprensión de la lectura.
  • Alimentación: No nos referimos a que lleves una alimentación balanceada (aunque lo recomendamos ampliamente). Antes de ponerte a leer asegúrate de haber comido para que no te de hambre, y tener agua contigo para evitar que te de sed es algo muy práctico en cualquier situación.
  • Descanso: Cuando estamos cansados nuestro cerebro no asimila bien la información. Recibirla con la mente alerta es básico para su correcta comprensión. Si llevas mucho tiempo sin dormir es probable que sea más eficiente que descanses un rato antes de iniciar la lectura.

Por Mariana Viramontes

 


Ver más tips para lectores

Publicidad
Posted in Tips para lectores.