Qué es la descripción y cómo podemos usarla

descripciónLos escritores contamos con miles de herramientas que nos permiten utilizar el lenguaje para transmitir las ideas que tenemos en la cabeza. Hoy hablaremos de una de ellas que es verdaderamente versátil y que se puede aplicar para casi cualquier tipo de texto: la descripción, que consiste representar una idea con el uso de las palabras. Podría decirse que es algo así como una pintura verbal.

La intención del autor y el objetivo del texto definen qué tipo de lenguaje descriptivo habremos de usar:

 

La descripción técnica se utiliza para dar a conocer las características de la realidad representada en el texto. Es objetiva y en ella predomina la función referencial, es decir, presenta información puntual acerca de un hecho o un estado, y se utiliza principalmente para los siguientes tipos de texto:

  • TEXTOS CIENTÍFICOS: su finalidad es mostrar el procedimiento para realizar una investigación o una experimentación.
  • TEXTOS TÉCNICOS: Muestran los componentes, la forma y el funcionamiento de cualquier tipo de objeto, creación artística o instrumental.
  • TEXTOS SOCIALES: Ofrecen datos sobre el comportamiento de las personas e instituciones.

 

En la descripción literaria predomina la función estética, esto quiere decir que se utiliza principalmente para embellecer y enriquecer nuestros textos, aunque esta descripción no aporte información indispensable para el desarrollo del texto. No necesita ser veraz, sino creíble dentro del contexto lingüístico en que se incluye, y en su uso el autor suele ser subjetivo y manifestar su punto de vista abiertamente, ya que el objetivo es destacar aquellos aspectos y detalles que considera más relevantes para lograr fines determinados. Se utiliza principalmente en la poesía y en la ficción para que el lector pueda reproducir en su imaginación, lo más fielmente posible, la escena o imagen que queremos transmitir.

Por ejemplo, con el uso de la descripción literaria podemos transformar el siguiente texto:

Esa tarde una bella mujer caminaba hacia él meneando su bolso mientras el viento movía su vestido de verano

a:

Esa tarde en la que los últimos rayos del sol acariciaban delicadamente las hojas de los árboles, una bella mujer de grandes ojos negros y cabellos castaños que recordaban al otoño caminaba hacia él, meneando su pequeño bolso color avellana que combinaba a la perfección con su ligero vestido de verano, que parecía bailar al ritmo de la inaudible y violenta música creada por el fresco viento que anunciaba sin pudor la inminente llegada de las lluvias.

Gran diferencia ¿no?

 

Por último, toma en cuenta que la descripción no se trata nada más de acumular adjetivos; nuestro lenguaje es muy rico y nos permite describir ideas, conceptos y situaciones de muchas formas. Ponte creativo y usa la versatilidad y complejidad de nuestro idioma a tu favor.

 

 

Por Mariana Viramontes


 

Ver más tips para escritores

 

Publicidad
Posted in Tips para escritores and tagged , , .