El punto y coma, una versátil herramienta poco aprovechada.

punto y coma1¿Te ha pasado que, a veces, cuando estás escribiendo un texto sientes que abusas de las comas? ¿o que la cadencia y métrica del documento no terminan de funcionar? A nosotros también. Por suerte existen signos de puntuación que nos pueden ayudar a brincar este tipo de obstáculos. La entrada de hoy de esta sección de nuestro blog está dedicada a uno de estos símbolos; una herramienta del lenguaje escrito que puede resultar muy útil y versátil: el punto y coma.

El punto y coma separa partes relacionadas entre sí dentro de un enunciado. Tiene mayor nivel aislante que la coma y menor que el punto. Cuando se lee se utiliza un tono descendente en la palabra que le antecede y después una pausa, como en el caso del punto, pero con menos énfasis. Se escribe pegado a la palabra o signo que lo precede y separado por un espacio del signo o palabra que lo sigue. La primera palabra que sigue al punto y coma debe escribirse con minúscula.

Es un signo de puntuación poco aprovechado que puede resultar útil para dar fluidez y cadencia al texto. Se puede utilizar en los siguientes casos:

  • Separar oraciones relacionadas entre sí, pero que carecen de conjunción o preposición. Por ejemplo:

Ejemplo: Al identificar la necesidad, decidió comenzar a trabajar y ponerla en orden; realizó un diagnóstico, un análisis crítico y una propuesta.

  • Separar los elementos de una enumeración que ya están separados entre sí por comas. Por ejemplo:

Ejemplo: El sistema primario es efectivo; el secundario, cómodo; el terciario, inmaduro.

  • Tras una oración seguida de otra que está introducida por una conjunción y que no esté directamente relacionada con ella. Por ejemplo:

Ejemplo: Nada podían hacer para restablecerlo, solo enviar comunicados de disculpa; fue entonces cuando llegó el nuevo técnico.

  • Para separar períodos sintácticos completos, entre los que existe una estrecha vinculación de significado.

Ejemplo: El servidor se compone de muchas partes; la primera de ellas es la caja.

  • Donde la coma sustituye a un verbo sobreentendido. Por ejemplo:

Ejemplo: La primera parte de la obra era interesante; la segunda, buena; el final, francamente aburrido.

  • Separar dos o mas elementos de un enunciado si ya incluyen comas. Por ejemplo:

Ejemplo: El documento de procesos está incompleto; el análisis de costos, incorrecto; el de tiempos de entrega, en revisión y el de objetivos, terminado.

  • Para preceder enunciados que se contradigan total o parcialmente, introducidos por conjunciones como: aunque, mas, pero, o si las frases son largas.

Ejemplo: La iniciativa propuesta por la organización es muy prometedora; pero es necesario que todos los actores cumplan su parte.

  • Delante de una oración que abarca o resume todo lo expresado en incisos anteriores, ya separados por comas. Por ejemplo:

Ejemplo: Los visitantes, ya sean locales o foráneos, deben registrar su entrada y salida de las instalaciones; esto servirá para llevar un mejor control.

  • Para separar oraciones que, aunque pudieran ser independientes, están íntimamente relacionadas por el sentido. Por ejemplo:

Ejemplo: Los resultados que se han podido observar han superado las expectativas; la mayor parte de los asistentes al programa han logrado cumplir con todos los objetivos.

Esperamos que esta publicación te sea útil y te brinde herramientas que te ayuden a que tu experiencia como escritor sea más rica y disfrutable; y si quieres conocer el uso de otros signos de puntuación poco utilizados te recomendamos que le eches un ojo a nuestro título Documentos con sentido escrito por Alejandra Zorrilla y Mariana Viramontes, que es de donde sacamos la información que aquí encuentras.

Publicidad
Posted in Nuevos, Tips para escritores and tagged , , .