Cuentos cortos para dormir

Cuentos cortos para dormir

Todavía recuerdo cuando la abuela me contaba un cuento para ayudarme a hacer la transición hacia el mundo de los sueños.

Distintos personajes que aún recuerdo acompañaron mi infancia como Pulgarcita, Caperucita Roja, el Príncipe que se convirtió en Rana y muchas otras historias.

¿Por qué son importantes los cuentos cortos para dormir?

Sabemos que a los niños a veces les gusta escuchar o ver las mismas historias. Tal vez disfrutan de esa familiaridad de los personajes y de profundizar en los detalles que van descubriendo cada vez.

El cuento, sirve como una guía para la imaginación que puede funcionar como una especie de ritual para el sueño, que ayuda a dejar atrás los recuerdos vívidos del ajetreo del día.

Contar cuentos cortos antes de dormir, también puede funcionar como un incentivo para adoptar el hábito de la lectura más adelante en la vida.

Además, ayudan a preservar las tradiciones orales en la familia, o inclusive durante generaciones.

¿Cómo contar un cuento corto para dormir?

A la hora de ir a la cama, es muy importante tener una rutina y decidir muy bien cómo es que vamos a manejar ese ritual. Dependerá de cada caso y preferencias de los padres, pero es sumamente importante decidir si vamos a contar un cuento todas las noches, o quizás solamente cuando se identifique algo de ansiedad.

Como en cualquier lectura o historia, es importante modular la voz para la ocasión, y en este caso el tono debe ser suave y relajado, para invitar a los pequeños a entrar en un ambiente de tranquilidad que cumpla el objetivo de ayudarlos a conciliar el sueño.

Cuentos cortos para dormir recomendados

Es buena idea aprender algunos cuentos cortos para dormir clásicos que siempre tengamos a la mano.

También vale la pena explorar libros de cuentos para dormir dando click aquí.

Posted in Cuentos, Nuevos and tagged , , .

Deja un comentario