Los renglones torcidos de Dios
Los renglones torcidos de Dios, una novela de Torcuato Luca de Tena

En 1979, un marqués de Luca de Tena llamado Torcuato publicó Los renglones torcidos de Dios, una novela que abrió los ojos del mundo hacia lo que sucedía en los hospitales psiquiátricos en una época en los trastornos mentales estaban  rodeados de tabúes (mucho más que ahora, por lo menos).

El autor realizó una investigación exhaustiva para la redacción de esta novela, y con el fin de conocer a fondo el complicado tema del que quería hablar se internó en un hospital psiquiátrico, de manera muy similar a la protagonista de la historia. De esta experiencia que Torcuato Luca de Tena inmortalizó las siguientes palabras en el prólogo de su novela:

"Los renglones torcidos de Dios son, en verdad, muy torcidos. Unos hombres y unas mujeres ejemplares, tenaces y hasta heroicos, pretenden enderezarlos. A veces lo consiguen. La profunda admiración que me produjo su labor durante mi estadía voluntaria en un hospital psiquiátrico acreció la gratitud y el respeto que siempre experimenté por la clase médica. De aquí que dedique estas páginas a los médicos, a los enfermeros y enfermeras, a los vigilantes, cuidadores y demás profesionales que emplean sus vidas en el noble y esforzado servicio de los más desventurados errores de la Naturaleza."

 

 

El libro cuenta la historia de Alice Gould, una mujer que dice ser investigadora privada y se interna en un sanatorio de Castilla para investigar un asesinato. En su estancia en el asilo nuestra heroína descubre la verdad, no sólo del caso en cuestión, sino de la naturaleza de la locura y de la esencia humana.

Cuando ingresó al asilo fingiendo paranoia clínica, el diagnóstico emitido por el doctor César Arellano y la trabajadora social Montserrat Castell era: “personalidad superior, espíritu exquisito, altamente cultivada. Carece de taras visibles”, pero se mantuvo como "diagnóstico temporal" hasta que el director del asilo regresara de sus vacaciones. Alice estaba convencida de que el Doctor Alvar sería su aliado, pues así lo aseguró su cliente.

Las grandes habilidades de la mujer hacen al cuerpo médico dudar de la locura de la paciente, pero eso no impide que durante su encierro, Alice sea víctima de intolerancias, injusticias y férreas enemistades.

Por Mariana Viramontes


Ver más recomendaciones

 

 

Publicidad
Posted in Entrada, Recomendaciones: Libros and tagged , , .