Portada Bestiario Cortazar

El Bestiario de Julio Cortazar, puerta a maravillosos universos mágicos

flecha recomendacionesConsiderado uno de los grandes autores latinoamericanos del Siglo XX y amado por su realismo mágico absolutamente estructurado y nítidamente construido, Cortazar es uno de los más grandes de la literatura universal. “Hay que leer a Cortazar. Siempre.” Así inicia la introducción Mario Vargas Llosa al hablar del compendio de su obra como cuentista.

En ésta reseña hablaremos de uno de sus cuentos en particular: el Bestiario, primer libro de cuentos publicado sin pseudónimo. A pesar de haber tenido otros trabajos que vieron la luz después de la muerte del autpr, el Bestiario es su reconocida ópera prima, “un trabajo auto psicológico” como lo mencionaba el mismo Cortazar. El reconocido libro está compuesto por ocho maravillosos cuentos donde narra crónicas que parecen cotidianas y que poco a poco, como agua al agua, se tergiversan a través de su pluma para  transformarse en obras surrealistas donde ni siquiera el mismo autor sabe donde terminará; dentro de estas crónicas encontramos famosos cuentos tales como “Casa tomada”, “Carta a una señorita en París” o el propio “Bestiario”.

Leer a Cortazar es abrir un mundo explicado en la prosa más lírica y picaresca, contado con una complejidad abstracta extrañamente permisiva para todo tipo de lectores. Leerlo es entrar en un juego con uno mismo, con el escritor, con los personajes; un juego donde las trampas, los giros y lo inesperado aparecen con el voltear de las páginas que mantendrán atrapado al lector en el infinito número de universos que el autor dice no crear sino realmente ver y vivir.

No se requiere más que segundos, desde la primera frase queda uno atrapado por ese realismo absoluto donde universos extraños hacen sentido. El absurdo es una expresión propia explicada lógica y meticulosamente con el fin de darle sentido a un mundo único.

Cortazar era un hombre letrado, culto e increíblemente inteligente que percibía mucho más de lo que dejaba notar. Fue un camaleón de sus épocas, alterado por las situaciones de conflicto en la que se encontraba toda Latinoamérica, fue un sujeto de su tiempo que caminó primero por los pasos del aprendiz, amaestró un campo del arte y se dispuso a luchar con las herramientas que la literatura le daba. Era un luchador de la causa y se vio inmerso más de una vez en conflictos de guerra donde su arma más poderosa era la pluma, una pluma que se enfocaba en los problemas del mundo aportando fuerza y opinión; el otro lado de Cortazar es un lado que crece más arriba de la simple violencia y los problemas mundanos y se dedica a narrar mejores universos donde la magia no es un absoluto truco sino que converge con el plano de la realidad para que el autor y el lector se den cuenta que fantasía y realidad no están divididos, sino que son uno mismo.

Por Nicolás Camacho

Publicidad
Posted in Entrada, Recomendaciones: Libros and tagged , , , .