Pasión, drama y traición: Macbeth es un clásico que no debe faltar en tu biblioteca.

Escocia se encuentra en medio de una guerra civil, los fieles al rey son débiles y la guerra ha acabado con la fuerza, la esperanza y las vidas del reinado escocés. Un último levantamiento armado queda de pie dirigido por el valiente Macbeth, uno de los fieles súbditos del rey. La batalla de Ellon se desencadena violentamente mientras el destino del reino está en manos de jóvenes sin preparación, viejos perros de guerra agotados, mártires y guerreros. Al final de ella, Macbeth sale victorioso sólo para presenciar una fuerza más grande que él, un oráculo revela su futuro: el fuerte y famoso héroe será rey de Escociaflecha recomendaciones

Después de esa premonición Macbeth junto a su fuerte e ingeniosa mujer comienzan a tejer un oscuro plan para matar al rey, ocupar su lugar y volverse único mandatario intentando evitar más guerras.

La obra de William Shakespeare es una de las más conocidas en el mundo y ha sido reinterpretada miles de veces. La magia de la obra Isabelina recae en el poder del autor por crear personajes tan reales, vívidos, emocionales con defectos trágicos perfectos de manera tal que serán esos mismos defectos los que los llevarán a la conclusión máxima de su ser. Shakespeare devela las emociones humanas de la manera más cruda, sanguinaria y palpable posible. Su poder de creación habla de un tiempo y un espacio, habla del amor y la lealtad; de la belleza y la destrucción; del hombre y la bestia que éste lleva dentro. Resulta fácil entender porque las obras del dramaturgo británico se han podido contemporaneizar, representar y transformar a través de los siglos: Shakespeare ve a los humanos como lo que son, ve la realidad de su momento, conoce la fragilidad humana y se pierde al tratar de comprender la existencia dentro de un cosmos incomprensible.

Para Shakespeare “la vida es una sombra en movimiento, una canción cantada por un idiota llena de furia y ruido significando nada.”

Las palabras del dramaturgo se quedan clavadas dentro de nosotros y cambian un poco nuestra manera de ver y entender. Vemos a un hombre convirtiéndose en un huargo, un monstruo, para conseguir todo aquello que quiere; a lado del huargo vemos a una mujer convertida en araña borracha de poder. Vemos muerte y destrucción. Vemos a la lealtad romperse como acero mal templado, vemos desesperanza y vemos fuerza, vemos miedo y retribución. Un vengador buscará venganza a falta de justicia y cerrará el círculo profético en el cual toda la obra está basada, el individuo nunca podrá escapar de su destino.

Larga vida al rey Macbeth.

Por Nicolás Camcho.

2 comments

  1. Esto es ¡sorprendente! No he leído algo como esto en mucho tiempo . Es agradable encontrar a alguien con algunas ideas propias sobre este tema. Este blog es algo que se necesita en Internet , alguien con un poco de dominio. Un trabajo útil para traer algo nuevo a Internet. Gracias de todos lo que te leemos.

Comments are closed.