Citas bibliográficas ¿Qué son, cómo se usan y por qué son importantes?

La importancia de las citas existe para respetar la autoría de la obra original, evitar el plagio de ideas, y también nos proporciona la posibilidad de conocer  temas referentes de la lectura para ampliar nuestro conocimiento sobre el tema de interés. Nos dan el fundamento teórico necesario en cualquier tipo de investigación.

Una cita es una herramienta que sirve para reproducir un fragmento de un texto insertándose en un discurso propio. La idea que se extrae de un documento de manera literal sirve de fundamento para un trabajo propio. Se coloca en el texto y es complementada con la información que identifica al documento del cual se extrajo. Citar nos puede ayudar a ampliar nuestro trabajo, aclarar o reforzar una idea en el mismo, tener un punto de discusión entre dos ideas diferentes de autores con tema en común. Así podemos fortalecer y enriquecer nuestro propia idea sobre el tema.

Existen tres tipos de citas: Las bibliográficas son aquellas que se extraen de libros; las hemerográficas son las que se obtienen de periódicos, revistas y publicaciones electrónicas. Las citas deberán ir en itálicas o entre comillas y deberán de ubicarse en la bibliografía de la siguiente manera:

  1. Citas bibliográficas: 
  • Libro: autor, año de publicación, título del libro, lugar de publicación, editorial.
  • Libro electrónico: autor, año de publicación, título del libro, lugar de publicación, editorial., URL.
  •     Enciclopedia: autor, año de publicación, título del artículo, nombre de la enciclopedia, volumen, páginas, lugar de publicación de la enciclopedia, editorial.
  1.  Hemerográficas
  •       Revista:  autor, fecha, título del artículo, nombre de la revista, volumen, páginas.
  •       Periódico: autor, año de publicación, título del artículo, título del periódico, páginas.
  •       Informe: autor, título, año, editorial y serie.
  1. Visuales
  •       Películas: productor, director, año, título, país, productora.
  1. Electrónicas de internet:
  • Autor, año de publicación, título del artículo, fecha de recuperación del documento, asociación que publica el artículo,URL.

Toda cita debe ser fiel y copiar el texto palabra por palabra de otro autor o de un documento publicado, aunque contenga errores; al hacerlo el texto se pone entre comillas acompañado de los datos del autor, año y números de las páginas del texto. Una cita corta tiene menos de cuarenta palabras y se añade al texto que se está redactando entre comillas dobles. Una cita larga es mayor de cuarenta palabras y se escribe en una nueva línea sin comillas. 

Las fuentes secundarias tienen otro método para citarse. Cuando el trabajo original ya no se imprime, y no se puede encontrar a través de las fuentes habituales o no está disponible en español la manera de citar este tipo de documentos y textos será a través de la referencias del mismo encontrado en un texto diferente al original.

Además de eso, todas la citas deben establecerse de acuerdo a diferentes normas o estándares:

  • ISO 690: La norma ISO propone un marco general con una serie de recomendaciones para la elaboración de referencias bibliográficas y citas de recursos bibliográficos incluyendo monografías, series, diferentes tipos de contribuciones, materiales cartográficos, registros sonoros, fotografías y todo tipo de recursos electrónicos.

Junto a esta norma existen manuales de estilo para autores y editores que se han convertido en estándares. Abarcan todo el proceso de preparación y edición de un manuscrito, tanto en su contenido como en su presentación. Además definen aspectos más concretos de las citas y referencias. Los más relevantes son:

  1. El formato APA, también conocido como el estilo Harvard-APA, presenta las citas dentro del texto del trabajo, utilizando el apellido del autor, la fecha de publicación y la página citada entre paréntesis. Este sistema no requiere utilizar las citas a pie de página.
  2. El manual de Chicago, Manual de estilo y guía para la edición académica MLA, tiene dos maneras de citar las fuentes consultadas en la elaboración de un trabajo académico: La primera es con notas al pie de página y una bibliografía al final del documento. Es el estilo preferido en las artes, la historia y la literatura; La segunda, consiste en incluir en el texto, entre paréntesis, el apellido del autor, el año de publicación de la obra y, de ser necesario, el número de página. La información completa sobre la obra aparece en la bibliografía. Este estilo es el recomendado para las ciencias naturales y las ciencias sociales.
  3. Por último el manual de estilo de Vancouver es un conjunto de normas para la publicación de manuscritos en el área de la Medicina y las Ciencias de la Salud: Las referencias deben numerarse consecutivamente según el orden en que se mencionan y existirá un orden para las referencias escritas y aquellas que vengan en tablas o gráficos tendrán una numeración propia, siempre se incluyen sólo aquellas referencias consultadas directamente por el investigador y  dentro del trabajo deben de ser únicamente citas actuales.

Ya hemos mencionado la importancia de las diferencias citas y cómo usarlas, hemos ampliado sobre el tipo de citas que existen y sobre los diferentes métodos empleados dependiendo de la ciencia a la que hace referencia, esto con el propósito de dar una idea general de cómo podemos trabajar nuestras entregas y generar trabajos de muy buena calidad. El citar es vital dentro de trabajos escolares y profesionales ya que el plagio es una falta grave, es robar la propiedad intelectual de otra persona y es una razón para sancionar a cualquier persona que lo haga. Debemos respetar el trabajo de otros autores y entender que sin las citas y referencias el conocimiento viviría en un agujero revoltoso de azar y desinformación.

Si quieres obtener más información sobre este tema, como el cómo configurar tu procesador de textos para automatizar el proceso de citar, te recomendamos que le eches un vistazo a Documentos con sentido, una publicación original de Idunn Editorial.

Por Nicolás Camacho